Jueves
08 Diciembre 2005
Medio de opinión
Portada
Ojalá
Diario de a bordo
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

DICIEMBRE 2005
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
NOTA: Las secciones 'Diario de a bordo' y 'Ojalá', se renuevan los martes, miércoles, jueves y viernes. La sección de 'El Púgil' se renueva todos los martes.
FAVORITOS
El Catoblepas
Juan de Mariana

GEES
Daniel Pipes

Red Liberal
Libertad Digital
AVT
Basta Ya
Cato Institute
AEI
IEA
Junkscience
Reason
TCS
Marginal Revolution
Independent
Inst. para la Lib.
CNE

Bitácoras liberales
Desde el exilio
1812
Ajopringue
Anti-Izquierdismo
Areopagítica
Barcepundit
Batiburrillo
Bitácora de LD
El Blog Liberal
Boker Tov, Sefarad
El buque negro
Cajón de sastre
Carmelo Jordá
Cine y política
El ciudadano liberal
Cocaína intelectual
Contra la servid.
El Cristal Roto
Criterio
David Millán
Desde la caverna
Desde Sefarad
Deshacer el mundo
Diarios d. Estrellas
Erpayo
Escalas Atlánticas
Feyndem
Figaro's Blog
Freelance Corner
Haciendo amigos
El halcón liberal
Hispalibertas
La Hora de Todos
Humeando letras
Jorge Valín
Laissez-Faire
El Liberal, el Feo...
Liberal Fino
El Liberal Ultra...
El Liberal Vascong.
Libertad provisional
La mano invisible
Mierda en España
El negocio de la lib.
El Observador
Pistas
Polític. incorrecto
El Príncipe
El provocador lib.
Radicalmente lib.
El Rincón
El rincón de la lib.
Road to Freedom
El Salmantino
Sandwiches
Si Rajoy fuera lib.
Sobre la Red 2.0
La Taberna Liberal
Todo un hombre

Tomania
Yoz
Zumbador
EL PACTO DE LOS GRUPÚSCULOS
Mírame a la cara
zETAp
ANTONIO YUSTE
MÍRAME A LA CARA / y atrévete a negarme /que conoces tantas camas / como historias que contarme. Así reza el estribillo de la celebérrima canción de Café Quijano, que cantan a pachas con Joaquin Sabina. Se lo digo a zETAp. Mírame a la cara, a la cara no al vacío. También se lo digo a Mariano Rajoy, a Aznar, a Felipe González o a Alfonso Guerra y a toda la inteligencia política española. A eso que pomposamente llamamos ‘inteligencia’, ese conglomerado de burócratas de partido, penenes (su rastro), periodistas y artistas. Ya saben, el frente mediático, académico, cultural y político, por ese orden. El frente que ha sustentado el canon cultural de izquierdas, al que los españoles rendimos culto y que su no observación es motivo de suspensio a divinis o lo que es lo mismo, la suspensión del juicio político para siempre. Desafiar el canon cultural de izquierdas significa la expulsión del famoso olimpo de la democracia, el que custodian, un contradios, los que no creen en ella.

Mírame a la cara, zETAp y vete al grano. Al grano. Estábamos tan felices los españoles, tan orgullosos de lo que sin duda fue un logro social, la
transición, que cuesta creer que desde el propio gobierno se esté dinamitando ese trocito de nuestra memoria histórica que tanto alivio produjo. Cuesta observar como los grupúsculos políticos van minando, sin nada que se les oponga, un logro político de tanto interés y tan largo alcance.

A la
transición no obstante, justo es decirlo y no hacerlo impide comprender lo que está pasando, se le fue la mano con el consensismo hasta el límite de ser difícil distinguir lo que estaba en razón de lo que era puro pasteleo e ignorancia. La segunda parte, el pasteleo y la ignorancia, dejaron para desgracia general una huella indeleble en el articulado de la Constitución y el tipo de régimen que en la práctica alumbraron los papás constituyentes. Los efectos colaterales del pasteleo, iluminados por el candil de la ignorancia, se transformaron en una pésima Ley Electoral, en una escasa separación de poderes y reglamentos peregrinos para regular la vida de las cámaras legislativas, en suma, en un mal modelo institucional, partidocrático, que laminó los derechos políticos e históricos de los españoles, dejando a nuestra democracia indenfensa y exenta del apoyo de sus valedores y mejores guardianes: los ciudadanos.

En la práctica, la deriva pastelera a la que me refiero se prolongó a lo largo de todos estos años por las instituciones y por el quehacer político diario. Así fue como el reconocimiento de las variables culturales de los distintos territorios de España se fue transformando en el curso de los años en una alianza estructural de las élites burocráticas de los partidos españoles con las élites de los partidos nacionalistas más extremistas.

En Cataluña, como en el País Vasco, en Galicia, en la Comunidad Valenciana o en las Islas Baleares existe un 5% de la población, quizá menos, que es abiertamente secesionista y excluyente con lo español o que daría su apoyo a una propuesta de secesión en un referéndum; existe un 25% que combina lo catalán, lo euskaldún, lo gallego, lo valenciano o lo balear con lo español, poniendo el acento, eso sí, en lo catalán, vasco, gallego, valenciano o balear y existe un 70%, la abrumadora mayoría de la población, que acepta de buen grado al otro 30% pero que ha sido hecho prisionera por la minoría del 5%. La mayoría de la población ha sido hecha prisionera en dichos territorios por la mencionada minoría y no tiene defensa posible. Ha sido capturada como botín de los nacionalistas por obra y gracia de sus pactos con los partidos españoles. Un minúsculo grupo ha logrado someter a la mayoría de su población con el apoyo rabioso de los partidos españoles (IU, PSOE y PP). E inlcuyo el PP porque el papel jugado en la Comunidad Valenciana, en las Islas Baleares, en Galicia y en Cataluña. La población de dichos territorios está siendo sometida a un proceso de extrañamiento cultural, lingüístico, histórico y científico, con la bendición de todas las instituciones del estado, las mismas que persiguen, lo siguen haciendo, a los que se proponen resistir lo que debe llamarse en puridad, con exactitud, genocidio cultural. Un genocidio salvaje realizado en pleno siglo XXI, en el corazón de Europa y con el patrocinio, aún siendo ilegal e ilegítimo, alucina vecina, de todas las instituciones del Estado. La
transición tiene cosas excelentes en el haber y otras, como las que les cuento, más bien penosas o muy malas que haríamos bien en llevar al debe.

El saldo que arroja la violencia estructural, de raíz totalitaria y criminal es el siguiente: 12,4 millones de españoles, el 22,4% de la población, residentes en Cataluña, País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares, está siendo sometida a un proceso de extrañamiento cultural vandálico para apartarlos de la lengua española, de España, de su condición de españoles y empujados al mundo de las tinieblas del catalán, valenciano, mallorquí, gallego o euskera, lenguas rescatadas desde el español, pero atrapadas en el pasado. ¿Qué tiene que ver, me pregunto yo y nos preguntamos todos los que nada tenemos contra de las lenguas vernáculas, el rescate de dichas lenguas con el extrañamiento cultural del español, con la decapitación de la cultura española, por la fuerza e ilegalmente, rompiendo la homogeneidad lingüística?

Es un extrañamiento que tanto en el País Vasco como en Cataluña, ha alcanzado las formas políticas de secesionismo abrupto vía Estado Libre Asociado de Euskal Herria y el nuevo Estatuto de Cataluña actualmente en trámite. Las universidades gallegas están llenas de carteles con la leyenda “estudiamos para liberar Galicia”. ¿De quién? El canon cultural de izquierdas, sin legitimidad alguna, ni histórica, ni política, ni científica, con maneras antojadizas y caprichosas, ha instituido la obligación moral de romper la homogeneidad lingüística de España, persigue con saña la posibilidad de compartir una historia común y ha dado su bendición al genocidio cultural que hace años se puso en marcha.

Los vecinos de Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Galicia y País Vasco, suman 16,6 millones de almas, el 30,6% de la población española. Un tercio de población que, excepto los profesionales, ya escribe español con grandes dificultades. Leen español, muy poco, lo entienden, lo hablan cada vez con más dificultades, y lo escriben, dicho en plata, muy malamente. Situación que será aún mas patética en una década. Las preguntas que me hago son las siguientes:
¿Por qué no se habla del coste económico y de la pobreza asociada al fenómeno del inmersión lingüística y de la secesión?
¿Puede revertirse sin fuerza lo que ha sido alcanzado con fuerza, puede revertirse sin presión proporcional lo que ha sido alcanzado con violencia?
¿Qué debemos hacer con la clase política responsable del actual estado de cosas?
¿Tenemos motivos para sentirnos engañados, traicionados y envilecidos?
¿Estamos en tiempo de reparar el daño o el asunto se nos ha ido de las manos para siempre?

Les describo una situación que podría resolverse fácilmente con referéndos vinculantes, patrocinados por los ciudadanos y acudiendo al pueblo para que emitiera su veredicto. ¿Es eso posible?. No. Nuestras malas leyes prohiben los referendos vinculantes a mayor beneficio del pasteleo entre los partidos españoles (PSOE, PP e IU) y las minorías secesionistas.

El modelo institucional empuja a los partidos políticos españoles a forjar alianzas con lo peor de cada casa, los nacionalismos furibundos, pletóricos de insidia, trabuco y tiro en la nuca, que obviamente han optado por tomar como rehén, como parte de su plan secesionista, a las poblaciones hispanoparlantes. No disculpo a nadie. La derecha y la izquierda, tanto monta, han preferido en todo momento entregar la cultura, la historia y la lengua a cambio de retener poder y control del gasto. Para las autonomías, la cultura, el idioma y la historia. Para Madrid, se refocilaban los del canon cultural de izquierdas, el poder de decidir el gasto. ¿Eran tan imbéciles? Eran y lo siguen siendo, no han cambiado un ápice. La élites políticas de la izquierda y la derecha, les digo la verdad, son miserables intelectualmente, ruínes moralmente y estúpidos, profundamente estúpidos. ¿La historia de España, los siglos pasados, han sido en vano? Parece que sí. A la siembra de tanto sinsentido le corresponde la cosecha que se observa. Ni cultura, ni historia, ni lengua, ni dinero, ni poder. En su lugar, pasteleo, mucho pasteleo y el 30% de la población tomada como rehén por una minoría de bárbaros con un propósito bien conocido, el desguace del Estado moderno más antiguo de Europa y con más solera, España.

¿A quién cautiva o engaña el doble discurso de los nacionalistas, el que hacen en sus territorios y el que hacen fuera de ellos? A las izquierdas en su totalidad y a una buena parte de la derecha. Hablo de sus élites burocráticas no de sus electores. Los nacionalistas pueden permitirse el doble discurso después de tomar a su propia población como rehén con el apoyo del Estado. Una población abusada, maltratada y atemorizada. Mírame a la cara, zETAp / y atrévete a negarme /que conoces tantas camas / como historias que contarme. Llegastes al poder de malas maneras y son las malas maneras y los peores propósitos los que inspiran tu mandato. ¿Qué camas frecuentas
? Canta mochuelo, mírame a la cara. Mañana, día 9, más.
CONSPIRA QUE ALGO QUEDA
El del Priorato
Maragall
M
E LLEGA EL el mensaje, al que le doy crédito, donde se dice para mi sorpresa —observo que es mucho todavía lo que puede arrobarme— que el Muy Honorable Presidente de la Generalidad, Pascual Maragall, pertenece a la secta/logia El Priorato de Sión, una organización, eso me cuentan, de estirpe masónica, rescatada del olvido por servicios de inteligencia franceses con el propósito no disimulado de dominar la francmasonería y cumplir un racimito de objetivos políticos menos iluminadores y más prácticos. Me lanzó sobre Internet y en wikipedia leo que El Priorato de Sión tiene como tarea:

Fundar el “Santo Imperio Romano” que se convertiría en la siguiente superpotencia y el promotor de un nuevo orden mundial de paz y prosperidad, se entiende, que bajo el paraguas nuclear francés.
Suplantar la Iglesia Católica Romana por una religión estatal ecuménica y mesiánica gracias a la revelación del Santo Grial y el "Testamento de Judas" que demostraría las causas de los seguidores de Juan el Bautista y sacaría a la luz pública a los descendientes de Jesús y María Magdalena.
La reinstauración del rey ungido del Gran Israel (el descendiente del rey David)

Qué quieren que les diga. Muy bien me podría dar la risa ocurre, sin embargo, que tengo edad suficiente para comprender que la gente utiliza las más variopintas maneras para agruparse y perseguir esto y aquello. La afición al secretismo y a conspirar es asunto antiguo. Todos nos agrupamos para conspirar, para planear tácticas y estrategias más o menos legítimas. Otros se reúne para diseñar ardides, trampas y embustes. Las sectas, que tanta pasión inspiran en pleno siglo XXI, tan grande es el deterioro de las ideologías, están consagradas, seamos serios, a la obtención de poder material a partir de la iluminación de sus miembros. Mientras el resto de mortales tienen que llegar al poder por la vía natural de las urnas, si se trata del Estado, y del trabajo metódico y bien organizado, si se trata de las empresas, este tipo de sectas se plantean la conquista del poder, cualquiera, por partogénesis, con procedimientos artificiales y creativos
. Es llamativo, no puedo dejarlo en el tintero, las concurrencias con el best-seller de Dan Brown, El código Da Vinci.

Una vida entera, Señor, la mía, desperdiciada, ignorante de la poderosa secta
El Priorato de Sión, a la que pertenece el Muy Honorable Presidente de la Generalidad D. Pascualone Maragall, ¡que cosas!, y que entre el best-seller y todas estas revelaciones se la están trajinando.
Ojalá
KIMBERLY DAWN
Kimberly Dawn



[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja