Viernes
24 Junio 2005
Medio de opinión
Portada
León en zumo
Ojalá
Atractor León
El Púgil
En serio
Bang
Diario de a bordo
Agenda
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

JUNIO 2005
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
NOTA: Las secciones 'Diario de a bordo', 'León en zumo' y 'Ojalá', se renuevan, los martes, miércoles, jueves y viernes. Las secciones 'En Serio', 'Atractor León', 'El Púgil' y 'Bang' se renuevan todos los martes.
FAVORITOS
El Catoblepas
Juan de Mariana

GEES
Daniel Pipes

Red Liberal
Libertad Digital
AVT
Basta Ya
Cato Institute
AEI
IEA
Junkscience
Reason
TCS
Marginal Revolution
Independent
Inst. para la Lib.
CNE

Bitácoras liberales
Desde el exilio
1812
Ajopringue
Anti-Izquierdismo
Areopagítica
Barcepundit
Batiburrillo
Bitácora de LD
El Blog Liberal
Boker Tov, Sefarad
El buque negro
Cajón de sastre
Carmelo Jordá
Cine y política
El ciudadano liberal
Cocaína intelectual
Contra la servid.
El Cristal Roto
Criterio
David Millán
Desde la caverna
Desde Sefarad
Deshacer el mundo
Diarios d. Estrellas
Erpayo
Escalas Atlánticas
Feyndem
Figaro's Blog
Freelance Corner
Haciendo amigos
El halcón liberal
Hispalibertas
La Hora de Todos
Humeando letras
Jorge Valín
Laissez-Faire
El Liberal, el Feo...
Liberal Fino
El Liberal Ultra...
El Liberal Vascong.
Libertad provisional
La mano invisible
Mierda en España
El negocio de la lib.
El Observador
Pistas
Polític. incorrecto
El Príncipe
El provocador lib.
Radicalmente lib.
El Rincón
El rincón de la lib.
Road to Freedom
El Salmantino
Sandwiches
Si Rajoy fuera lib.
Sobre la Red 2.0
La Taberna Liberal
Todo un hombre

Tomania
Yoz
Zumbador
EXTINCIÓN DEL MODELO SOCIALDEMÓCRATA
La fatiga del Estado del Bienestar
Antonio Yuste • 24 Junio 2005
Michael Kienzer
EL 26 DE MAYO en el University College de Londres se proclamó que nadie puede garantizar una vida libre de riesgos, reclamando un debate universal sobre los riesgos de las decisiones de la política pública. De otro modo, se afirmó, los británicos seguirían por la pendiente cuesta abajo hacia una vida sobreregulada con el resultado de una plétora de directrices y reglas que terminarán teniendo consecuencias altamente perversas. Quien así hablaba era Toñín Blair. La filosofía del Estado del Bienestar, un remedo del Dios todopoderoso, omnicomprensivo, santo e infalible, grabada a fuego en el cerebro de los ciudadanos, está dando muestras de fatiga y agotamiento. Al hilo del éxito económico y el despunte tecnológico se produjo una exaltación de las bondades del Estado del Bienestar al punto de imaginar que le era dado librarnos del sacrificio, del dolor, del estrés y de las penalidades a cambio de aumentar su poder coactivo, dejarle hacer y rendirle obediencia. ¡Que sofoco!

Estar ungido por el Estado del Bienestar, asistido por su omnipotencia, su santidad e infalibilidad, permite a unos pocos extender su autoridad sobre sus iguales
La filosofía del Estado del Bienestar parte de la presunción de que el orden, la libertad y el divertido juego de poder entre mayorías y minorías son perrogativas a merced de la envanecida clase política. La existencia de personas que se creían en contacto con la divinidad era razón suficiente, antaño, para extender su autoridad sobre sus iguales. En el día de hoy estar ungido por el Estado del Bienestar, asistido por su omnipotencia, omnicomprensión, su santidad e infalibilidad, permite a unos pocos extender su autoridad sobre sus iguales. El contrato social basado en premisas supersticiosas como las que describo no se deja renovar y es un insulto a la inteligencia. Produce rechazo, genera caos y subvierte el orden de valores con el que está construída la libertad.

Se entiende bien lo que digo cuando se escucha al damnificado por un dieta milagrosa para adelgazar, perjudicado por la misma y con graves secuelas, acusar al impostor que se la prescribió de todos sus males reservándose para sí, en exclusiva, el título de víctima incauta, inocente e inmaculada. Ay, si fuera verdad que la culpa está toda del lado de la oferta... Pero no lo es. Así pues, cuando regulamos sobre dietas milagrosas, improvisando la regulación, estamos cercenando el paso a excelentes nutrólogos que trabajan con gran esfuerzo y criterios escrupulosamente científicos y nos dejamos en el tintero al consumidor ventajista y caradura que quiere un milagro rápido además de euros a céntimo.

El estado de alarma social creado por el escándalo Enron, generó la regulación Sarbanes-Oxley, una ley reglamento que, con la pretensión de proteger a los inversionistas useños (USA), ha impulsado nuevos estándares de contabilidad, de naturaleza burocrática, que han disparado de manera espectacular los costes de gestión (costes que no añaden valor), empobreciendo aún mas a los que pretendía proteger, los inversionistas y enriquecido, aún más, a los que debía perseguir, a los profesionales responsables del escándalo Enron, las empresas auditoras y consultoras.
La responsabilidad de Hispasat
Por Rafael L. Bardají
Las formas de libertad que hoy conocemos representan un esfuerzo de la voluntad, de nuestra inteligencia, constituyen lo más granado de nuestra evolución cultural
Es muy difícil en los EE UU beber café muy caliente y que hace las delicias de mucha gente sobre todo en invierno. En algún momento alguien debió quemarse y un juez melindroso coaligado con un abogado oportunista, un consumidor sin escrúpulos y un estado que ha abandonado el orden para generar caos, reguló la temperatura del café expedido en los establecimientos públicos. Hemos subvertido el orden de valores. El poder coactivo del Estado que es un suborden que genera la Libertad se ha convertido casi en el único poder. Hemos olvidado que el Estado es la expresión de un orden subyacente surgido de las entrañas de la sociedad. Los individuos no se reúnen y se fundan con una ley como pueblo o comunidad. Que bobada. Se reúnen porque su comunidad ya existe y creen saber lo que quieren. Jamás el poder coactivo y regulador del Estado es fundador de nada y sin embargo el Estado del Bienestar ha dado la vuelta a la tortilla mostrándonos el envanecimiento de la política contra la convivencia y el lado podenco de la naturaleza humana.

La libertad es un orden que subyace porque la necesita nuestra especie para interactuar y organizar la diferencia. Somos una especie eminentemente social que necesita de la interacción. Las formas de libertad que hoy conocemos representan un esfuerzo de la voluntad, de nuestra inteligencia, constituyen lo más granado de nuestra evolución cultural. Hemos sido capaces de modular la libertad para garantizar el desenvolvimiento del grupo y del individuo y cuando el estado se vuelve irresoluto y a más, perturbador, para garantizar las libertades individuales con las que se construye la del grupo, fracasa como poder coactivo.
Cuando el estado se sobrepone a la libertad individual creando caos deja de tener importancia para el ejercicio responsable del poder coactivo
El orden de la libertad se construye acotando las obligaciones del individuo, del grupo y del Estado. No acotando los derechos de uno y otro, al revés, estableciendo las obligaciones de uno y otro. Las reglas de unos y otros tiene que servir a un número indefinido de casos que se den en el futuro, tienen que servir a un orden abstracto cuyos contenidos concretos sean impredecibles. He aquí la grandeza de las reglas y de las leyes. No es fácil hacer leyes de calidad. ¿Quién ha dicho que el poder coactivo del Estado debe aplicarse para propósitos particulares concretos? El Estado del Bienestar aupado desde el pedestal de la política a categoría supersticiosa donde arrogancia, imbecilidad, y presunción de infalibilidad, todo en uno, se confunden, está revelando las debilidades del contrato social entre el ciudadano y el Estado.

Cuando el estado se sobrepone a la libertad individual creando caos deja de tener importancia para el ejercicio responsable del poder coactivo. El mundo occidental está entrando en una nueva deriva que abre paso a la formulación de un nuevo contrato social en el que el juego de las mayorías y minorías, siendo importante, no puede sobreponerse a principios abstractos que generan orden y preservan la libertad. Tenemos que retrotraernos al recto actuar, donde los gobiernos no se sobrepongan con la arrogancia de la política al ser humano, suplantándolo e impidiendo la relación autoregulada entre individuos. Se avecinan nuevos tiempos. Tenemos ante nosotros el deber de empezar a preparar las bases de un nuevo contrato social para reorganizar el poder coactivo del estado. Necesitamos generar un nuevo orden coactivo bajo la premisa de "limitación del poder político", que es la limitación del poder subjetivo de algunas personas y sus respectivos intereses y su arrogancia plenipotenciaria. El Estado del Bienestar hace tiempo que ha empezado a destruir el orden natural y positivo que crea nuestra especie dada su sociabilidad. Hay que devolver al Estado su función fundacional, servir de palanca para mejor alcanzar los fines comunes y de restaurador del orden cuando la sociabilidad se extravía, embarranca y amenaza conflicto, lo que también ocurre.

Despolitizar la sociedad y aminorar el estatalismo forma parte del nuevo contrato social. La libertad liga mal con la presunción de las ideologías de tres al cuarto, la superchería de los derechos y merecimientos que asola a nuestra sociedades o con la preeminencia del consumidor pasivo y trastornado y el ciudadano fanatizado y supersticioso respecto al Estado. El nuevo Estado ha de ser garante de nuestra libertad y seguridad y no un méteme en todo delirante y torvo al servicio de los peores, imponiéndonos como tenemos que amar, vivir, morir, disponer de nuestras propiedades o relacionarnos. Hayek llamaba a lo que les expongo demarquía. Lo podemos llamar novocracia o Democracia 2.01. Entre impresos, reglamentos y tratados arde nuestro tiempo y se nos va la fuerza. Necesitamos leyes y de calidad. El estado que organiza los ingresos y gastos de los ciudadanos y que se adjudica en régimen de monopolio la prestación de servicios, sufre de fatiga y de incompetencia. No falla su gestión falla el modelo, es un no-sistema arrogante y pernicioso. El Estado del Bienestar, el que estabula a sus ciudadanos, es un no-sistema. El martes, día 28, más.
-----El Estado Libre Asociado a toda vela
MOSCA CAZURRERA. Los fracasos del charrán. Al charrán (Zetapé) no le salen los enredos. Su operación en las provincias vascongadas ha fracasado. Le han ganado por la mano y tiene las dos patas metidas hasta la cintura en un agujero lleno de víboras. Le acaban de asestar la primera cuchillada entre las costillas y tienen la carótida al alcance. Confundió el País Vasco con Irlanda del Norte. Confundió a los españoles con los irlandeses. Ha confundido los compamentos saharauis con unos campamentos de verano. Nos vamos a enterar. Estamos en manos de un charrán, un cruce entre rufían y advenedizo. Aquí y acullá todos saben que va de farol, que juega con una pareja de doses (Bernardino León y Moratinos, pupilos de Jorge Dezcallar) y que se le ven todas las señas. Se avecinan malos tiempos. Todo amenaza cortocircuito.
León en zumo
El PP y el PSOE unen sus ridículos bíceps
Ojalá. JAN OP DE BEECK
Bang. Sobre la felicidad no se puede fundar una ética
DISTINGO entre la literatura de la felicidad, que no necesita ir escrita en libros, el don't worry, be happy y la felicidad ágrafa, de los que no necesitan leer nada. Hay una encuesta del Instituto de la Juventud de España, del año pasado, en la que se dice que la población más feliz de Europa es la de los jóvenes españoles. Son los que se sienten más felices. Quizá sea así porque son lo que menos leen.
El Púgil. La responsabilidad de Hispasat
SABÍA USTED que gente que incita a cometer atentados como el 11-M, que pregona el odio y la violencia hacia nosotros, cuenta con un canal de televisión que transmite gracias a un satélite español? Pues es cierto. La televisión se llama Al-Manar (el faro en árabe) y el satélite es de la compañía española Hispasat. Al-Manar no es cosa de broma. Creada en 1991 gracias a una licencia en el Líbano, es el órgano mediático del grupo terrorista Hizbolah, creado diez años antes por Irán para influir indirectamente sobre el futuro de ese país y sobre Israel.
Atractor. El incierto futuro del lácteo leonés
OCURRIÓ, no obstante, lo inevitable. Lo que que ocurre cuando la intervención del Estado distorsiona de manera duradera los mercados. En poco tiempo los excedentes se convirtieron en un mal crónico, muy onerosos para las arcas públicas y en una fuente de conflictos con otros proveedores del mercado mundial que no dependían de las ayudas públicas. Tanto dinero fácil derivó en explotaciones irregulares muy dañinas para el medio ambiente y para las arcas públicas, al socaire del dinero fácil del Estado.
En serio. Educando sin educar
EL SISTEMA Educativo Español garantiza a todos el mismo fracaso. Es igualitario.



[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja