Miércoles
02 Marzo 2005
Medio de opinión
Portada
León en zumo
Ojalá
Atractor León
El Púgil
En serio
Bang
Diario de a bordo
Agenda
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

Las malditas vacas leonesas
Cazurra Bit • 02 Marzo 2005
Fíjese en la ubre. Está usted ante una peligrosa delincuente
T
ODO LO QUE RODEA Quien mal empieza mal acaba. Lo de asignar licencias para tener vacas y producir leche pone como una moto al todopoderoso planificador europeo, al estratega sovietizante europeo con nostalgia de los planes quinquenales de Lenin y Stalin. Así se las gasta la UE. Como quien da licencias de televisión en función del espectro radioléctrico, la UE da licencias para tener vacas y a cada vaca otra licencia para tener leche. Todos sabemos que el famoso espectro radioléctrico nace en la entrepierna del gran líder político, da la vuelta a la realidad española y muere en el agujero anal del agraciado de turno por donde le entra la señal y experimenta espasmos, grititos y los suspiros característicos de las descargas de oxitocina. Con las vacas pasa igual. Nadie puede tener una vaca si no tiene licencia. Nadie tiene derecho a tener una vaca. Eso era antes. Si te pillan con una vaca sin licencia te meten en la cárcel y pierdes la hacienda. Es un delito gravísimo. La UE hace inspecciones muy severas y ha programado pesquisas en León. Todos están nerviosos y sobre todo las vacas que no alivian desde que llegaron las inquietantes noticias de Bruselas. Las vacas están numeradas y cada una de ellas tiene derecho a tener una cantidad estricta de litros de leche. Ocurre que a veces la principal delincuente es la vaca. Ponen poca atención a sus obligaciones legales. Tienen más litros de lo debido y se ponen fuera de la Ley. Estoy por pensar que hay algo de desobediencia civil por parte de las vacas. Las vacas, como es lógico, están asustadas, tienen pánico a los inspectores. Lenin y Stalin, pobrecitos, no imaginaron que el veneno planificador pudieran alcanzar la perfección y sutileza lograda por la Unión Europeo. Los lecheros leoneses pueden ponerse a temblar. El subvencionismo torticero programado desde Bruselas, poco a poco se está revolviendo contra sus intereses que siendo grave no es tan grave como la suerte que corren las vacas. Tienen poca defensa legal, me refiero a las vacas. El turno de oficio del Colegio de Abogados tampoco quiere saber nada de las vacas y su conspiración productiva.

Existe una mercado negro de cocaína y otro mercado negro de leche. Pero el de la leche es el realmente peligroso, la Unión Europea tiene programados 124 controles en León y no se fía de las vacas españolas adictas a la sobreproducción y ponerse ciegas del pasto de nuestras riberas y montañas. Los de la Unión Europea aseguran que las vacas españolas está metiendo de matute nada menos que 3 millones de toneladas de leche en el mercado español. La Comisaría de Agricultura de la Unión Europea ha pegado un puñetazo encima de la mesa y ha declarado la guerra al tráfico criminal de leche. ¡Hay que proteger a los niños, ha dicho, del tráfico criminal de leche de calidad!. Quiere firmar un convenio con la OTAN para perseguir el tráfico criminal en el que están implicadas las vacas y ha propuesto incorporar a las vacas españolas y leonesas a la lista de organizaciones terroristas. Antes la leche era un alimento de importancia capital, ya no. Está al borde la ley. Usted no lo sabe pero es muy probable que su desayuno o el yogur que ingiere un día sí y otro también provenga del tráfico ilegal de leche en el que están envueltas la vacas leonesas. Usted podría ir a la cárcel por encubrimiento y asociación ilícita con las vacas leonesas para delinquir. Mucho ojo. Cuanto tenga un yogur en la mano antes de abrirlo piense en el delito que está a punto de cometer. No se fíe de las vacas, detrás de su aparente nobleza y beatitud se esconde un mamífero depravado fuera de la Ley, con el único propósito de fastidiar al planificador soviético de Bruselas.

Usted no lo sabe pero el planificador de Bruselas lleva la cuenta de todas las vacas, conoce su DNI, su nombre de cuadra y no se fía, las tiene bajo vigilancia. Se ha visto a Marian Fischel Boel, la Comisaria de Agricultura, estrangulando furiosa con sus propias manos la ubre de una vaca leonesa sorprendida
in fraganti. La llevaba espiando desde hacía meses y en un ordeño rutinario sorprendió al pobre animal en un sobreproducción de un litro de leche. El mercado ilegal de leche es de los más peligrosos del mundo. Mucho más que la carrera atómica iraní. El tráfico de plutonio enriquecido es peligroso pero nada comparable al de la leche. Las vacas leonesas constituyen el principal problema de seguridad de la Unión Europea. Cuéntenlo a sus familiares y mayores y verán como se llevan las manos a la cabeza.

Contaban unas vacas el otro día,
off the record, que estaban en el mercado negro de la leche por solidaridad con los ganaderos. No llegan a final de mes, advertían. Después de los inspectores, llegará la Guardia Civil, después la interpol y por fín al OTAN. Ellas lo saben. Habrá una asamblea general de vacas en pocos días para discutir si se pasan a la clandestinidad. Así están las cosas. Es muy difícil luchar contra los soviets de Bruselas y su ejército rojo de burócratas. Son implacables.
Rostros de Acero y Hormigón

E
L ACERO y el hormigón han subido tanto, pero tanto, en dos años, eso dice el Ildefe, que el edificio de la Infosede ha pasado a costar el triple, 3,8 millones de euros, el 66,66% del valor total del proyecto Ciudad Digital. Visto y oído. Invertir en software y servicios, en eso, específicamente en eso tienen que invertir las ciudades digitales, en costosos proyectos de ingeniería de software. Nada que ver con la realidad, en la práctica es un asunto que a nadie interesa. Por obra y gracia del liderazgo político municipal español, 200 millones de euros, aproximadamente, el coste total de los famosos proyectos de ciudades digitales, se han transformado en obra civil que nada tiene que ver con las ciudades digitales del futuro. Mientras no se demuestre lo contrario, las infraestructuras de telecomunicaciones las proyectan y ejecutan las operadoras y la ingeniería de sóguar, no menos costosa, que correspondería desplegar a los particulares y administraciones públicas, no la proyecta y ejecuta nadie o muy pocos. Los particulares no consideran que ha llegado el momento y las administraciones públicas prefieren gastarse el dinero en soluciones de otro tiempo que a nadie importan y para nada sirven, bien arropaditas, por supuesto, por las multinacionales de turno que ni pierden comba ni se despistan: al necio, necedades.

Las administraciones públicas rápidamente se adjudican el papel protagonista y se proponen como lo hizo en su día la Unión Europea misiones como la universalización y la formación, cuando se habla de nuevas tecnologías. Convendría recordar que en la universalización el rol lo han desempeñado el mercado, siendo la administración un obstáculo para su universalización y nadie desconoce que la formación ha corrido a cuenta de la propia sociedad. La universalización ha evolucionado al rebufo de la demanda civil y las administraciones locales, regionales y nacionales, están siendo sobre todo un obstáculo más que un apoyo estructural. Las infraestructuras de alta velocidad no han alcanzado mayor despliegue por pasotismo de las administraciones no sabiendo ni qué hacer ni como estructurar el acceso a la red de manera cooperativa con la iniciativa privada y los ciudadanos. La universalización de las nuevas tecnologías y de Internet se está haciendo a golpe de oferta y demanda y de ningún modo porque lo decidan o patrocinen las administraciones. El rídiculo es el único destino para su planes de capitalización del avance de las nuevas tecnologías. Es un problema de ignorancia.

La Universalización de Internet crece al rebufo de buenos servicios en red que hacen de atractores. Son los servicios, los buenos servicios en red, los que tiran de la demanda y movilizan la oferta de acceso a la alta velocidad. Ha hecho más por la universalización de Internet la Librería Amazón, que la acción combinada de todas las administraciones públicas del mundo. Nada hace más por Internet que las inversiones que se realizan con tino y sabiduría en servicios de alto valor añadido a través de Internet (ingeniería de software). Las administraciones públicas están herrando su intervención. Han cometido errores de bulto, de muy grueso calibre y siguen cometiéndolos sin que nada les detenga. Su arrogancia nadie la detiene. Todos recordamos el dantesco espectáculo de las subastas de licencias de telefonía móvil de tercera generación, en toda Europa, a las que acudieron gloriosas las operadoras. La ignorancia combinada de la clase política más los ejecutivos de las operadoras (abogados y economistas), dio como resultado la subasta de humo más disparatada de la historia. Nadie sabía ni lo que hacía ni lo que decía pero se impusieron a las opiniones ilustradas y cualificadas, desatando una campaña de prensa y opinión alucinada y envolvente. La tercera generación como no podía ser de otro modo es convergencia de datos bajo los protocolos TCP/IP. A los que dijimos, casi gritando, que se habían vuelto locos, nos tildaron de locos. El mundo al revés. Nada ha cambiado. Los necios tienen la sartén por el mango y con el mango nos sacarán los ojos. No hay problema. Para eso está la ONCE
.

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja