Atractor León
Se renueva todos los martes
Portada
Agenda
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

INFORME VIII. ELABORADO POR CAZURRA BIT
Capitalismo contra prestamismo
Marilu Swett. Predator Tree , 2003,
Y
a sabemos que la planificación es un una cuestión subalterna. No se puede planificar si no hay con qué. No nos referimos al dinero. Nos referimos a las personas que saben hacer cosas y quieren hacer cosas. Lo primero son las personas que saben y quieren hacer ésto y aquello. El orden de factores es de crucial importancia. Si se hace en el sentido opuesto al sentido común, el producto más que alterarse se destruye. Si primero se atiende al planificador, no habiendo con quién, el producto, el resultado final se esfuma o es una caricatura de lo imaginado. La planificación en economía es una quimera, es puro ilusionismo. La economía son personas y ecosistemas favorables a esas personas. Si las sociedades se organizan para destruir u ocluir a esas personas, el sistema se hunde. La alternativa al planificador, al socialismo planificador, es el capitalismo. Y la alternativa a la economía prestamista y rentista, la española y la leonesa, es el capitalismo.

¡Construiré una fábrica de zapatos!. Exclamó con rotundidad nada más terminar de desayunar. Es una frase que la puede decir cualquiera. Nada más unos pocos, muy pocos, sin embargo, están capacitados para ejecutarla con cierto margen de éxito: los que saben mucho de zapatos. Bien porque proceden del sector, bien porque creen que tienen una oportunidad fabricando más barato, fabricando mejor, fabricando nuevos zapatos con otra tecnología y nuevos materiales, diseñando mejor… Hay muchas razones para levantar una fábrica de zapatos siempre que se cumpla la condición de que existe una persona o personas que disponen de ventajas competitivas y quieren hacerlo. El dinero es el segundo problema. Con dinero, sólo con dinero no se resuelven las cosas. ¿Qué sentido tiene decir a dicho señor, te prestamos dinero para que levantes tu fábrica?. No tiene ningún sentido. El dinero no es el problema. El problema es la persona que quiere fabricar zapatos, lo que sabe, cómo va a hacerlo, con quién, con qué mano de obra, cómo lo inyectará en el mercado y cómo sobrevivirá en el mercado. El problema no es de dinero. El problema es estratégico.

Si se le presta dinero al que quiere hacer cosas, en este caso al que quiere levantar una fábrica de zapatos, se le está hundiendo, se le está matando antes de nacer. Se le está empobreciendo en grado superlativo, abismalmente, antes de nacer. Se le está organizando el entierro antes de nacer, se le está firmando el parte de defunción al nacer. Así es como trabajan las Agencias de Desarrollo públicas y las entidades financieras. Pasando a cuchillo la energía creadora, pasando a cuchillo a las personas de las que depende la económica futura y el empleo. Si las estrategias socialistas planificadoras que se anteponen a las personas son irracionales, las estrategias prestamistas en las que está sumida España y en las que participan las administraciones públicas, las entidades financieras y las Cajas de Ahorro, son estúpidas por definición. Las estrategias prestamistas se dirigen directamente a la yugular de la economía. Buscan la descapitalización y lo consiguen. Buscan la dilución de la propiedad y lo logran. Buscan la destrucción de incentivos y arrasan con todos. Por eso se dice que las Cajas de Ahorro (los famosos Montes de Piedad) son entidades financieras prestamistas rancias, sin papel estratégico de consideración en las economías regionales o locales. Su no existencia pasaría desapercibida. Desde Caja Madrid, pasando por La Caixa y llegando a Caja España, su no existencia pasaría desapercibida en pocas horas, serían sustituidas con normalidad por cualquier otra red financiera, de aquí, de allá, de cualquier país, da igual, y en tiempo récord. Existe una gran inflación de entidades que ofrezcan préstamos o vendan dinero.
El préstamo es una parte de la actividad financiera. Es una actividad necesaria, importante, pero no es toda la actividad financiera. Es una parte, sólo una parte, aunque en España sea la única. Las participaciones industriales de las entidades prestamistas son el resultado para casi todos los casos de obligaciones políticas o de estrategias desesperadas de búsqueda de beneficios cuando los márgenes de su actividad prestamista se hunden. Es de notar que son las participaciones industriales las que están permitiendo a las entidades financieras, en los últimos años, presentar números negros en sus respectivas cuentas de resultados.

¿Pueden cambiar las entidades financieras, girar sobre su eje y conducirse y comportarse con otra intensidad, con otros fines, con profundidad de campo?. Es improbable. Son filosóficamente hablando auténticas anticuallas. Su cultura es la de parasitación de la economía. Saben vivir y ganar dinero parasitando la acción económica. Se han quedado varadas en el prestamismo. En el pasado. Afortunadamente la economía es una cuestión de personas, que tienden a sobrevivir y en su quehacer logran sobreponerse a las prácticas prestamistas. Las cajas de ahorro están tomadas por el campo político y a los políticos españoles les falta un hervor, provienen todos, de izquierdas y derechas, del campo del prestamismo y de la planificación. Creen a pies juntillas que la economía y la riqueza es una cuestión de dinero (préstamo) y de cambiar el dinero de sitio (planificación). No han aprendido que la riqueza solo depende y tributa al oficio. Sabes o no sabes. Es con lo que sabes hacer con lo que obtienes dinero. Lo importante no es tener dinero en la cuenta corriente, lo decisivo, lo determinante, son las habilidades, lo que sabes hacer y con lo que llenas la cuenta corriente. El dinero es una resultante del valor añadido, del oficio, de lo que sabes y de lo que estás dispuestos a aprender. No al revés.


Volver al capitalismo

Caso 1. Las entidades de capital riesgo, es el caso de Sodical (Sociedad de Capital Riesgo de Castilla y León), es un ejemplo, entran en el capital social de las nuevas empresas, cuando entran, en las mismas condiciones que el emprendedor. La pregunta del millón: ¿cómo tienen tanta geta, por qué no tributan al emprendedor o emprendedores? Respuesta del millón: no creen en nada. Entran en los negocios por presión política. Descreen de las empresas, de la economía y quieren todo tipo de garantías. Si se les pregunta, eso sí, por el que dirán, razonarán que entran porque entienden que es una oportunidad de negocio. Y se es así, ¿cómo tiene la caradura de entrar en las mismas condiciones que los emprendedores, al mismo precio?. El emprendedor pone el cuerpo y la cama.

Caso 2. Las Agencias de desarrollo practican las subvenciones a fondo perdido. ¿Por qué?. Por qué utilizan el dinero de los contribuyentes de manera tan alegre. Las políticas de subvención a fondo perdido conducen todas al mismo destino: la corrupción institucional y privada. Si te pagan por cepa de uva, se fabrican de cartón y se contabilizan. Si te pagan por cabeza de ganado sacrificada, por oreja de vaca, se las mutila. Si te pagan por empresa creada, se cumplen los requisitos burocráticos y se cobra una subvención. Poco importa que la empresa pueda o no sobrevivir o tenga alguna posibilidad cierta de sobrevivir. Nadie corre riesgos excepto el que se endeuda hasta las pestañas para la inversión más pequeña. Mal asunto.

Caso 3. Las empresas de capital riesgo, de aval, las agencias de desarrollo, los planes estratégicos de dinamización de la economía, parques tecnológicos y polígonos industriales o las líneas de financiación especiales, en la práctica, con los hechos en la mano, se conducen como entidades asistenciales y caritativas en el mejor de los casos. Nada tienen que ver con la generación de riqueza, con la generación de actividad, de valor añadido y de empleo. Las personas que crean necesitan soluciones prácticas y si acaso reconocimiento. Lo último que necesitan y desean es que un grupo malsano de ignorantes le perdonen la vida. Estamos ante procedimientos de triturar dinero que generan la ilusión de actividad, con retornos muy destructivos. Las personas se desilusionan, se desesperan y empiezan a inyectar en el ecosistema valores infecciosos y negativos, paralizantes, y potencialmente muy agresivos.

Hay que volver al capitalismo creativo y generador. Nadie habla de capitalismo salvaje. Las leyes existen y seguirán existiendo. Debemos volver al capitalismo creativo y generador de riqueza. El capitalismo reclama oficio y riesgo, saber y voluntad, estructura y energía. Eso es el capitalismo. El capitalismo exige un fuerte compromiso con las personas que activan proyectos e inician cosas, con las personas que sí saben, con las personas que crean. El compromiso implica capitalizar sus proyectos y correr riesgos con el emprendedor, premiar su oficio, creer en la capacidad creadora y generadora del capitalismo; generadora de actividad, de valor añadido, de empleo y de transformación. Las estrategias a seguir es volver al capitalismo positivo, comprometerse con la propiedad, remunerar al creador, pretender la riqueza, la riqueza que es, lo repetimos, valor añadido, oficio, saber, voluntad, energía y compromiso y en ningún caso las maquinaciones devastadoras de energía, oficio y voluntad en las que se han convertido todo el tinglado burocrático orientado al I+D, la innovación y la financiación de las nuevas ideas, esa gran mentira, un souflé que crece y crece por encima de casas y montañas.

El capitalismo es el único modelo que nos permite recuperar el valor de la propiedad y mejorar la calidad de la propiedad de las empresas. El cambio económico pasa por mejorar la calidad de la propiedad, su saneamiento económico y más tarde por la financiación. No al revés.

El capitalismo exige asumir riesgos, asumirlos de verdad, y mucho oficio. Volver a las estrategias capitalistas contribuirá a identificar mejor las oportunidades, mejorar el criterio (inexistente en la actualidad), y defender con esfuerzo y talento las decisiones tomadas. En el riesgo están las oportunidades. Invertir en sectores maduros, son estrategias gerontológicas (una parte de la economía pero no la de más potencial). En la economía del conocimiento los activos se generan de otra forma. La característica matricial del capitalismo es la facilidad para convertir, para hacer líquido las inversiones, para convertir el oficio en dinero. Desoír y arrinconar tan elevado potencial es querer correr disparándose previamente a los pies. El capitalismo no la ha inventado nadie es el resultado de la acción del hombre y de la acción colectiva. Tenemos que volver a él e indagar en todos sus posibilidades, que son muchas.

España, Castilla y León y León necesita generar nuevos instrumentos financieros, de orientación capitalista, que operen bajo premisas capitalistas, ágiles, eficientes y con un fuerte compromiso con las personas y con el territorio. Todo lo demás es palabrería,
ocultación y emboscadas para matar la prosperidad, ahora mismo, en las mazmorras de los planificadores (los socializantes) y prestamistas (los políticos y financieros).
INFORME VII. Capitalización contra socialización
Cazurra Bit • 01 Marzo 2005
INFORME VI. Todos ante el espejo
Cazurra Bit • 15 Febrero 2005
INFORME V. La Universidad Negativa
Cazurra Bit • 08 Febrero 2005
INFORME IV. Preservar el linaje y resolver el problema demográfico
Cazurra Bit • 01 Febrero 2005
INFORME III. Hacia una propiedad de calidad
Cazurra Bit • 25 Enero 2005
INFORME II. El enigma del fracaso comercial
Cazurra Bit • 18 Enero 2005
INFORME I.
INFORME I. La palanca moral
Cazurra Bit • 12 Enero 2005

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja