Atractor León
Se renueva todos los martes
Portada
Agenda
Publicidad
DNI de Cazurra Bit
Hemeroteca

INFORME VII. ELABORADO POR CAZURRA BIT
Capitalización contra socialización
La claridad del planificador económico
E
l proceder de las administraciones públicas con el I+D, el fomento del empleo, el impulso a la innovación y al desarrollo empresarial —lo que es pequeño que crezca o se consolide y lo que no existe, nazca—, tiene que ver con la alquimia, la magia, el esoterismo y los consultorios de videntes. España poco a poco ha ido deslizándose hacia políticas de empozoñamiento del emprendimiento, el I+D, el desarrollo empresarial y el fomento del empleo. El crecimiento del empleo es la consecuencia de la desregulación laboral y afecta sobremanera a actividades de poca o nula cualificación. Por su propia naturaleza no tiene capacidad para afectar a la composición del PIB y tampoco promueve cambios estructurales, mejora la productividad o añade valor añadido. España ha sido abducida por los burócratas de la planificación enterrando el I+D, el desarrollo, la innovación y el emprendimiento bajo una lápida burocrática de administrium (el elemento más pesado de la tabla periódica), imposible de penetrar y que consume ríos y ríos de dinero. Las actividades de promoción de dichos rubros (I+D, innovación, desarrollo… ) muy lejos de convertirse en motores, al contrario, son otro lastre burocrático más, un impúdico factor de regresión, que hay que sostener desde la actividad fiscal.

Si se trasalada a León, a la Junta de Castilla y León, estaríamos hablando a escala local del Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (Ildefe), a cuyo frente se sitúa un minúsculo grupo de sobresueldados detrás de una siglas peregrinas, cuyo verdadero objetivo es triturar dinero, reírse de León y hacer que hacen (la pandemia de la
burocratosis). La Unión Europea es el paradigma de la ineficiencia. Todo aquello que no ha sido invertido en obra civil o transferido como renta viva a las personas, está marcado desde hace décadas con la marca indeleble del fracaso. El problema que tiene Europa, España, Castilla y León y León, es que todo el dinero que se destina a I+D, fomento del empleo y prosperidad, es muy poco si se compara con Japón o EE UU y al revés, una barbaridad de dinero, una ingente masa de dinero, desorbitada, en función de los exiguos resultados que se consiguen.

La
burocratosis está diezmando la hacienda pública y desesperando a las poblaciones que la padecen. Las ideaciones que segregan las administraciones arrasadas por la plaga de la burocratosis para afrontar el reto de la innovación y la prosperidad son, ahora mismo, el mayor obstáculo que tiene que superar la economía, la ciencia y la tecnología en León, en Castilla y León, en España y en la Unión Europea. Son procedimientos que se corresponden con el óxido que desprenden las ideologías.

Hace falta seguir cursos de especialización universitarios para interpretar los manuales que segregan los planificadores de la innovación y la prosperidad. Es imprescindible, a más, seguir exhaustivos master de duración indeterminada para poder generar las señales cifradas con las que se fabrican los manuales. Los planificadores son a la economía lo que la leucemia a la salud. La prosperidad en Europa es consecuencia natural de los individuos y grupos que deciden enfrentarse a los planificadores y vencerles o neutralizarles. Podría decirse que la prosperidad es el residuo que queda después de superar a los planificadores, después de consumir el grueso de la energía neutralizando a los planificadores y burócratas.

Es fácil deducir que si se consigue un modelo social, ojo, que rebaje la elevadísima cuota de absurdo que segregan las unidades de planificación o unidades de parasitación de todo lo que tiene energía o está vivo, el desarrollo y la prosperidad, sí señor, retornarán a los débiles cuadros macroeconómicos de León, Castilla y León, España y la Unión Europea.
Como el caso que nos ocupa es León, extensible al resto de España y si nos apuran del resto de la Unión Europea, decimos que el planificador es el dueño de la sartén y de lo que se fríe. El que sabe cocinar y pone el fuego es un elemento subalterno mecánico que se ajusta como anillo al dedo a los objetivos del gran planificador. Es algo así como una cifra, un guarismo, que cumple los estándares soñados por el burócrata con el que se pretenden alcanzar el sueño inhumano y mecánico del gran planificador, rodeado de informes, planes y tácticas. El caso más paradigmático es el Ildefe: un furúnculo que le ha salido a León.

Ser empresario debiera ser fácil pero es imposible. Sólo es fácil para proyectos de muy bajo potencial. Discriminar ideas con potencial y equipos humanos experimentados de aquellas otras más débiles debiera ser fundamental para potenciar el desarrollo, la prosperidad y el fomento del empleo. Identificar empresas ya existentes con potencial y comprometerse con su estructura de capital, mejorando la calidad de la propiedad debiera ser consustancial para cualquier intervención con fines de prosperidad.

Si la acción en I+D, en innovación y desarrollo empresarial no consiste en inversión neta para fortalecer la calidad de la propiedad, lo probable, lo obvio, es que todo se resuelva en acciones estúpidas para triturar dinero, subvenciones a fondo perdido raritas y ayudas para nada o en su peor variante para quien no las necesita.

El I+D, la innovación y el desarrollo no necesita, por contraproducente, estrategias de socialización, necesita, al revés, nítidas y consistentes estrategias de capitalización, de compromiso con la propiedad. Se necesitan estrategias de generación de propiedad y no al revés de dilución de la propiedad. Se necesitan estrategias capitalistas y no socialistas fracasadas e irresolutas. Lo que se necesitan es capitalizar ideas, capitalizar a los mentores y prohibir bajo sanciones penales disociar las ideas, la investigación y el desarrollo, del bicho humano a las que están indisolublemente unidas. Lo importante es el bicho humano, no la planificación. La planificación es un elemento subordinado de distinta importancia. Todos sabemos que cuando las grandes multinacionales, en fase madura, están controladas por los fondos de inversión profesionales que quitan y ponen ejecutivos, las empresas entran en otra fase (de línea plana). Las empresas mantienen su genio creador mientras están asociadas a sus mentores y propietarios (y no siempre), mientras están umbilicalmente unidas al pálpito de sus creadores, mentores y propietarios, los que la sienten en todos sus poros.

Tener Parques Tecnológicos (suelo un poco mejor urbanizado) es lo de menos, lo dramático, lo verdaderamente dramático es tenerlos vacíos o llenarlos con actividades residuales para hacer que se hace.

España y Castilla y León no tiene problemas financieros, los problemas financieros los tiene Marruecos o Tanzania. Nos sale el dinero por las orejas. El problema real, el problema que sí tenemos, es que lo gastamos de manera improductiva, sin compromiso con el futuro, dando palos de ciego, sin criterio y con estrategias heredadas del corrosivo óxido de la ferretería ideológica del siglo XIX y principios del XX. Necesitamos capitalizar y promover inversiones netas; necesitamos capitalizar las ideas, el I+D y a los bichos (personas) que están asociadas. La técnica de capitalizar al planificador, al mediador burocrático ha dado de sí todo lo que podía dar. Está demostrado por activa y pasiva que es un fracaso. Dicho de otra manera la prosperidad son personas y mientras el liderazgo político, académico y financiero no acepte que la prosperidad pasa por capitalizar a las personas que sostienen las ideas y el I+D, el desarrollo consistirá en un vivir sin vivir en mí, haciendo que se hace a mayor gloria de la ferralla ideológica de finales del XIX y principios del XX
.
INFORME VI. Todos ante el espejo
Cazurra Bit • 15 Febrero 2005
INFORME V. La Universidad Negativa
Cazurra Bit • 08 Febrero 2005
INFORME IV. Preservar el linaje y resolver el problema demográfico
Cazurra Bit • 01 Febrero 2005
INFORME III. Hacia una propiedad de calidad
Cazurra Bit • 25 Enero 2005
INFORME II. El enigma del fracaso comercial
Cazurra Bit • 18 Enero 2005
INFORME I.
INFORME I. La palanca moral
Cazurra Bit • 12 Enero 2005

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción. No es necesario citar la fuente.
Cazurra Bit se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?;
2) si te muerdes mucho la lengua te desangras; 3) el futuro nunca espera;
4) el País Cazur; 5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja